Buscar
Cerrar

21 Junio 2021

Ergonomía

¿Cómo reducir el sedentarismo trabajando más de 8 horas sentado?

¿Cómo reducir el sedentarismo trabajando más de 8 horas sentado?
Pasar mucho tiempo sentado es más peligroso de lo que pensamos. Según la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el trabajo, los trastornos musculo-esqueléticos (TME) son el problema de salud más común entre los trabajadores europeos y, por tanto, los principales causantes de las bajas laborales en Europa.

Los puestos de trabajo se vuelven más sedentarios y a su vez, cada vez son más las evidencias que vinculan la mala salud con un estilo de vida sedentario, lo que ha redoblado la importancia de abordar el problema de permanecer sentado en el trabajo durante mucho tiempo y sin cambiar de postura.

Si hablamos de cifras, más del 24 % de los trabajadores de la Unión Europea (UE-25) afirma sufrir dolor de espalda y el 22 % se queja de dolores musculares. Por otro lado, según la Encuesta europea de empresas sobre riesgos nuevos y emergentes (ESENER) de 2019, el tercer factor de riesgo notificado con mayor frecuencia en la EU-27 (el 61 % de las empresas) es la posición sedente durante periodos prolongados.

Los problemas de permanecer sentados por tiempos prolongados van desde falta de energía, lumbalgia o tensiones en cuello y hombros, hasta enfermedades más graves como diabetes tipo 2, problemas metabólicos o trastornos neurodegenerativos.

Trabajar de forma activa.

Desde el Grupo Ergono, sabemos que la solución a esta situación es procurar que el trabajo se lleve a cabo de la manera más activa posible. Esto es:

• Procura levantarte cada 30 minutos aproximadamente mientras trabaja.
• Si has de estar sentado durante muchas horas seguidas, levántate y permanece al menos 10 minutos de pie.
• Cambia de posición frecuentemente. Idealmente combina el estar sentado, con estar de pie y caminando.

El problema no es solo pasar muchas horas sentado, sino también hacerlo sin descansos.

Combinar posiciones sentados con periodos de trabajo de pie tiene numerosos beneficios. Reduce la presión en tu espalda y en la zona alta de tu cuerpo, comúnmente asociado con la sentada regular. Además, facilitará la circulación de la sangre en las piernas, y en el resto del cuerpo.

Una silla perfecta para trabajar de forma activa es la silla Hag Capisco. No existe en el mercado mejor silla para trabajar de una manera tan activa. Su diseño, inspirado en la forma y el movimiento del cuerpo humano permite adoptar posturas más activas y saludables que cualquier otra silla.

Con la silla Capisco, podrás combinar trabajos sentados y semi de pie con la máxima facilidad. Además, su forma poco o nada convencional, te permitirá sentarte de todas las maneras posibles: hacia delante, de lado o incluso hacia atrás, con el pecho en el respaldo y los brazos apoyados en los reposabrazos. Hag Capisco te hará descubrir otro concepto de silla. Capisco es la silla que promueve un estilo de vida menos sendentario.

Si necesitas sentirte activo sentado, Capisco es tu silla. Descubre como Hag Capisco te aporta la energía que te falta en tu día a día, haciendo sentirte más activo, más enérgico y más saludable mientras trabajas. Todo ello te ayudará a ser más productivo, resolutivo y creativo.

Capisco es una silla muy duradera. Está hecha de un 50% de material reciclado y es 90% reciclable, lo que la convierte también en una opción respetuosa con el medio ambiente.

Resumiendo, no cabe duda que la mejor postura es siempre la siguiente, la que vamos a adoptar a continuación. Por ello es importante recordar sentarnos cuando lo necesitemos, ponernos de pie cuando llevemos mucho tiempo en la misma posición y movernos siempre que el cuerpo nos lo pida. Adoptar una “postura sedente dinámica”, propiciar el cambio postural mientras estamos sentados, combinar la posición sentada con de pie y caminar. En definitiva, permitir que las posturas sedentes varíen continuamente son un buen punto de partida para combatir el sedentarismo en el trabajo, que tantos problemas de salud conlleva.

Las empresas, no deberían perder de vista que promover modelos de vida activos en el trabajo tendrá beneficios económicos. Al fin y al cabo, los trabajadores sanos son mucho más productivos que los enfermos.

0 Comentarios

Deja tu comentario

Tu email no será publicado ni divulgado. Es necesario rellenar todos los campos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Más información.

WhatsApp WhatsApp