Buscar
Cerrar

07 Abril 2021

Ergonomía

¿Tu silla influye en tu dolor de espalda?

¿Tu silla influye en tu dolor de espalda?

El dolor de espalda puede surgir por estar sentado en una posición inadecuada durante demasiado tiempo, una queja muy común entre personas que trabajan desde casa (previamente trabajadores de oficina).

¿La tipología de silla podría empeorar las cosas?

Cuando llevamos a cabo tareas repetitivas, como escribir o teclear, normalmente, sin darnos cuenta vamos adoptando una postura encorvada de la espalda. Es muy probable que esta situación esté contribuyendo a tu dolor de espalda. Si además no usas una silla ergonómica, las dolencias y malestares en tu cuerpo se agravan. En el contexto que estamos viviendo, toca preguntarse, ¿la configuración de tu oficina en casa está contribuyendo a lesiones en tu espalda? Para muchas personas, el espacio destinado como “oficina en casa” le está causando malestar físico. Si esta situación se alarga en el tiempo, hay una alta probabilidad en que desemboque en lesiones más graves.

Para evitarlo, es importante tomar una serie de medidas que te ayudarán a reducir tu dolor de espalda, especialmente durante el teletrabajo. Una de las medidas más efectivas es el hecho de “mantenerse activo” mientras se trabaja, esto es, cambiar de postura cada cierto tiempo y evitar estar sentados durante periodos prolongados. Para ello, lo ideal es levantarse de la silla periódicamente y estirar las piernas e incluso, pasear por el pasillo o la habitación para favorecer la circulación de las mismas:

Si haces uso de una silla ergonómica tradicional, debes asegurar que tu postura es la adecuada. Algunas tips para mejorar tu postura:

• Coloca los codos doblados en un ángulo de 90 grados
• Apoya los pies en el suelo. Para ello, ajusta la altura de la silla y si es necesario usa un reposapiés ergonómico.
• Procura que las rodillas y las caderas estén en un ángulo de 90 grados
• Apoya tu trasero contra el respaldo de la silla
• Sitúa los ojos en el centro de la pantalla.

Recuerda, la mayoría de los dolores de espalda se pueden prevenir en casa, si sabes cómo remediarlos. Si sabes cómo cuidar tu espalda, puedes reducir en gran medida el riesgo de sufrir dolor. Esto implica hacer ejercicio con regularidad, el uso de una buena silla ergonómica y mantener una buena postura.

0 Comentarios

Deja tu comentario

Tu email no será publicado ni divulgado. Es necesario rellenar todos los campos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Más información.

WhatsApp WhatsApp