Buscar
Cerrar

02 Octubre 2021

Noticias

Otoño 2021. ¿Toca volver a la oficina, continuar teletrabajando u optar por un modelo híbrido?

Otoño 2021. ¿Toca volver a la oficina, continuar teletrabajando u optar por un modelo híbrido?
Durante meses atrás, las oficinas se han ido preparando para la “vuelta al cole”. Sin embargo, el debate que ya comenzó a raíz de la pandemia de la COVID-19 sigue abierto. Así lo demuestra titulares como el que publicó hace unos días el diario El País.

“El regreso a los centros de trabajo de muchos empleados tras año y medio realizando las tareas en remoto marca un otoño inédito para las compañías españolas. Muchas aún deben resolver cómo se adaptarán a la ley del teletrabajo para elegir entre un modelo presencial o uno híbrido.”

Para muchos trabajadores, este otoño 2021 supondrá la vuelta a la oficina, tras año y medio de trabajo en remoto. Sin embargo, aún no parece que las empresas tengan muy clara su postura acerca del teletrabajo. Ante la incertidumbre que aún está generando la pandemia, algunas compañías siguen en pleno debate. ¿Optarán por un modelo completamente presencial o preferirán un modelo híbrido? ¿Qué medidas de control deberán tomar en los centros de trabajo según la ley del teletrabajo? ¿Qué necesidades de conciliación van a exigir los empleados y cómo se van a gestionar? Son sólo algunas de las cuestiones que forman parte del debate principal al que se enfrentan las empresas este otoño.

Según afirma Javier Blasco director de Adecco Group Institute, “el regreso de vacaciones, este año 2021 será más traumático que años anteriores ya que estará marcado por las incógnitas sobre la postura de las empresas acerca del teletrabajo.”

El informe “Nuevas formas de trabajar. Reflexiones sobre el futuro”, de la consultora Boston Consulting Group (BCG), refleja, sin embargo, que el 65% de las empresas españolas aspiran a alcanzar modelos híbridos y que el 62% de los empleados considera que su trabajo se puede hacer en remoto.

¿Qué dice la Ley del Teletrabajo?

Según esta ley, un trabajo sólo se puede considerar “trabajo en remoto” si se presta en un periodo de tres meses o más y un mínimo del 30% de la jornada, lo que se traduce en, aproximadamente, dos días a la semana. La ley entró en vigor en julio, pero las sanciones no lo harán hasta el 1 de octubre.

Para muchos profesionales de los recursos humanos y la gestión del talento, esta ley desincentiva a las empresas a flexibilizar la opción del teletrabajo ya que les obliga a pagar una serie de gastos del trabajador si estos trabajan más del 29% de la jornada a distancia.

Sin duda, una vuelta de vacaciones y un inicio del otoño muy distinto a años anteriores en la que las negociaciones entre las compañías con sus empleados acerca de las formas y condiciones de trabajo, estarán a la orden del día. Ya sea en casa o en la oficina, el uso de una silla ergonómica siempre será una medida a favor del empleado, que mejorará su bienestar, su salud y su productividad trabaje desde donde trabaje.

0 Comentarios

Deja tu comentario

Tu email no será publicado ni divulgado. Es necesario rellenar todos los campos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Más información.

WhatsApp WhatsApp