Buscar
Cerrar

14 Marzo 2021

Notícias Ergonomía

Sentirte bien en tu lugar de trabajo en casa. ¿Cómo conseguirlo?

Sentirte bien en tu lugar de trabajo en casa. ¿Cómo conseguirlo?

En este último año, desde que nos vimos obligados a confinarnos debido a la pandemia del COVID-19 hasta hoy, hemos vivido sin lugar a dudas muchos y grandísimos cambios. Uno de los más relevantes ha sido pasar de ir cada día a la oficina a permanecer en casa durante todo el día.

Ahora que ya llevamos un año, muchos empiezan a preguntarse cuáles son las ventajas e inconvenientes del homeoffice frente a la oficina. Algunas empresas apuestan por la flexibilidad de sus empleados y empiezan incluso a proponer modelos híbridos para que el trabajador pueda decidir los días de teletrabajo y los días de trabajo en oficina. Así lo ha anunciado esta semana, por ejemplo, la multinacional Liberty Seguros.

Para tomar esta decisión, el trabajador debe valorar las ventajas e inconvenientes de ambas situaciones. Un factor determinante de su decisión será el bienestar alcanzado en el homeoffice y si no es así, entender cuáles son los principales inconvenientes para alcanzar dicho bienestar.

La mayoría de las oficinas de las grandes empresas, están amuebladas siguiendo los criterios de la ergonomía. De hecho, los años previos a la pandemia, las empresas han invertido grandes cantidades de dinero en proveer a sus empleados de herramientas ergonómicas que cuiden de su salud durante todo el tiempo que se encuentren en la oficina.

Uno de los motivos principales que han llevado a las grandes empresas a tomar medidas para cuidar a sus empleados han sido los elevados números de bajas laborales que anualmente se ven obligadas a gestionar. La mayoría de ellas debido a trastornos musculoesqueléticos causado generalmente por la inadecuación de los entornos de trabajo a la persona y al tipo de tarea que desempeña. Según la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo los trastornos musculoesqueléticos son una prioridad para Europa, ya que casi el 24% de los trabajadores de la Unión Europea afirma sufrir dolor de espalda y el 22% se queja de dolores musculares.

Ahora, las empresas se ven obligadas a cuidar a sus empleados en sus propias casas. Así lo refleja la nueva legislación sobre teletrabajo, la cual contempla una compensación de gastos para todas aquellas personas que ejerzan trabajo a distancia, y obliga a las empresas a dotar a los trabajadores de ordenador, teléfono móvil con datos y silla ergonómica, entre otras acepciones. El nuevo pliego de condiciones estará vigente hasta el 31 de diciembre del 2023 y recoge hasta entonces incrementos del salario base del 0,75% y el 1%.

Disponer de un espacio y unas herramientas de trabajo adecuados para teletrabajar es un factor fundamental que influye directamente en el bienestar del empleado. Para crear “tu oficina en casa” y sentirte bien en tu lugar de trabajo hogareño debemos tener en cuenta algunos aspectos como:

1. El mobiliario. Debe ser ergonómico, es decir, se deben adecuar a la anatomía de la persona y al tipo de tarea que desempeña. Debemos prestar especial atención a la elección de una silla ergonómica, como herramienta fundamental de trabajo. Una silla ergonómica adecuada nos aportará beneficios como un mayor confort, reducir el estrés, evitar distracciones, mejorar nuestra productividad, o prevenir la aparición de malestares como dolores de espalda, dolores de cabeza, etc.

2. El ambiente. Uno de los elementos claves para mejorar la salud durante las horas de trabajo es la exposición a luz natural. Esto mejorará nuestra salud visual, evitando patologías como la miopía. Adicionalmente, mirar con cierta frecuencia a objetos lejanos también contribuirá a una mayor salud visual. Tanto para mejorar la luminosidad como para descansar la vista mirando lejos con cierta frecuencia, será útil tener una ventana cerca del escritorio.

3. Los hábitos. Incluir pequeños breaks con cierta frecuencia en nuestra jornada laboral es beneficioso para nuestra salud. Parece que cuando estamos en casa, nos resulta más complicado adoptar este tipo de hábitos, bien porque no tenemos la costumbre o directamente porque se nos olvida. Pequeños breaks nos ayudarán a descansar la mente por unos minutos y volver más frescos a la tarea que estábamos realizando. Además, incluir pequeñas dosis de movimiento en estos breaks nos hará sentirnos activos y reducir muchos de los problemas físicos causados por las largas jornadas de trabajo sentado.

0 Comentarios

Deja tu comentario

Tu email no será publicado ni divulgado. Es necesario rellenar todos los campos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Más información.

WhatsApp WhatsApp